Cómo emprender un negocio

Todos hemos tenido una idea para emprender en la cabeza que hemos querido plasmarla en un negocio. Si llevas mucho tiempo pensándola y tienes lo recursos para ponerla en marcha, ¿por qué no lo has hecho? Desde mi experiencia, te digo que lo intentes y des todo para que tengas éxito. Si no lo logras, no te rindas. Siempre podrás salir adelante.

Muchos miran el éxito económico como algo lejano y solo posible de alcanzar por los que nacieron en “cuna de oro”. Pero yo te digo que no necesariamente es así. Hay muchos ─y me incluyo─ que han logrado salir adelante con sus ideas, a punta de esfuerzo y dedicación. Obviamente hay una cuota de suerte en el camino, pero la mayoría depende de las ganas que le pongas.

Así que, sin más, te invito a no tener miedo y poner en marcha el plan que llevas pensando hace tiempo, y que por varias razones no has querido iniciar. Si quieres, te puedo contar un poco de mi experiencia, la que me ha llevado a liderar varios grupos, entre los que destacan mis actuales empresas VíaSolution y GeoRed.

No esperes el éxito inmediato al emprender

Siempre he considerado que tengo un talento natural para los negocios, algo que creo yo tiene que ver mucho con mis raíces. Muchos miembros de mi familia eran buenos vendedores y tuvieron éxito en sus emprendimientos. Quizás es una virtud con la que se nace, pero la que no necesariamente te garantiza el éxito.

En mi juventud, mi primer trabajo fue el de vender neumáticos junto a mi tío. Él, me envío a venderlos a la calle, pero busqué una solución distinta y mejor: quise ofrecerlos directamente en una compañía de buses. ¿El resultado? Vendí como 200 neumáticos en mi primera pasada.

Esa misma iniciativa que tengo desde joven, y luego de haber trabajado muchos años como ejecutivo en una empresa, me llevó a crear mi propia empresa de materiales de construcción en los años 90. Con el conocimiento que adquirí en mis antiguos trabajos, comencé a crecer como espuma. El esperado éxito había llegado a mí.

No obstante, debido a distintos problemas, mi negocio se vino abajo rotundamente. Prácticamente quedé en la ruina. Si no fuese por el apoyo que me otorgaron mis amistades y mi esposa, no sé que hubiera hecho.

Pero no me rendí.

dar vuelta la página

Reinventarse es la clave para emprender

A pesar de quedar sin nada tras mi derrota, decidí dar vuelta la página y empezar nuevamente. No fue fácil, pude hacerlo lentamente. Tras ello, me reinventé y logré sacar adelante dos nuevas empresas, ViaSolution y GeoRed, que son las que mantengo hasta el día de hoy.

La primera se dedica al rubro de la limpieza y biotratamientos, y la segunda, a realizar operaciones de prospección subterránea con la ayuda de georradares. Ambos emprendimientos no tienen nada que ver con lo que hacía antes, por lo que se preguntarán como llegué a eso.

Lo cierto es que, otra de mis virtudes es formar buenos equipos, por lo que tras haber generado la idea del negocio reuní a los mejores profesionales para que me ayudaran con mi negocio. Y aquí estamos, saliendo adelante y proponiendo soluciones que incluso pueden ayudar a combatir el coronavirus.

¿Qué lección sacamos de esto? Para mí, que el éxito viene de la mano con varios factores, siendo los más importantes el esfuerzo, la perseverancia y el saber rodearse de buenos elementos que muevan a la empresa.

En el mundo hay varios ejemplos

Si no te motivas leyendo mi experiencia, en el mundo puedes encontrar varios ejemplos de personas que obtuvieron el éxito al emprender, luego de un duro camino. Yo creo que a varios los conoces, pero vale la pena conocer un caso excepcional.

Uno de los casos que más demuestran esfuerzo y superación, es el Jack Ma, multimillonario chino y líder de AliBaba, conglomerado experto en comercio electrónico. Quizás lo conozcas porque su sitio AliExpress es mundialmente conocido e incluso hayas comprado por allí alguna vez.

Sus inicios no fueron para nada fáciles. Nació en una familia humilde, por lo que sacar adelante su educación no fue algo sencillo. Diariamente y durante nueve años viajo 70 minutos desde su casa a un hotel para poder hablar con extranjeros y así mejorar su inglés. En el intertanto, tardó cuatro años en aprobar su examen para entrar a la universidad, en la cual logró graduarse como bachiller en inglés.

Tras ello, por años ejerció como profesor de inglés, y al mismo tiempo, logró especializarse en comerció internacional. Esto último le permitió en 1999 fundar AliBaba, el conglomerado comercial más grande a día de hoy.

Nadie dice que vayas a terminar como Jack Ma, siendo uno de los hombres más ricos del mundo. Pero lo que yo te digo es que tomes su ejemplo y te atrevas a emprender. El camino puede ser difícil y quizás de caigas entremedio, pero ten por seguro que si logras rodearte de buenas personas y elementos lograrás levantarte para salir adelante. Atrévete.